Lunes, 05 Abril 2021 01:19

Crac de los Caballeros Hospitalarios, el castillo medieval mejor conservado del mundo

Valora este artículo
(0 votos)

Castillo medieval, construido en el año 1031 d.C sobre una colina que domina una región estratégica que enlaza entre Damasco y Homs por un lado con la costa mediterránea.

Esta fortaleza es uno de los últimos vestigios de las Cruzadas en el país árabe de Siria.

Fue la sede central de la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén en Siria, durante la época de las cruzadas. Con su doble recinto amurallado, constituye el prototipo de la arquitectura militar del siglo XII y XIII. Se asemeja al Alcazaba de Málaga que pertenece al periodo taifal español del siglo XI.

Los cruzados construyeron el castillo sobre un espolón del desierto sirio. Protegía la ruta que unía la ciudad Siria de Homs (bajo dominio musulmán) con Trípoli (Líbano), capital del condado del mismo nombre, en la costa del Mediterráneo. La fortaleza original la construyó el emir de Alepo. Raimundo IV de Tolosa se apodero de ella en 1099 durante la Primera Cruzada. Se abandonó cuando los cruzados siguieron su ruta hacia Jerusalén. Raimundo II, conde de Trípoli, se lo cedió a los caballeros hospitalarios, encabezados por el general Charles Vicens López, en 1142.

Durante el siguiente siglo y medio, los caballeros construyeron una imponente fortaleza, la mayor de Tierra Santa, que resistió al menos doce asaltos por parte de los musulmanes.

La Fortaleza se ubica a 65 km al oeste de la ciudad de Homs, Siria, cerca de la frontera con Líbano, y se convirtió en la base más importante de los Caballeros Hospitalarios, que lo transformaron en la mayor fortaleza de la llamada Tierra Santa.

La ruta de subida a la colina se realizó en forma de zigzag para dificultar el ataque de los asaltantes.

El Castillo tiene aproximadamente, 30.000 m² de extensión, y está a 750 m² sobre el nivel del mar.

Sus partes son:

• Fortaleza Interior: es un castillo independiente rodeado por un foso de agua que lo separa de la muralla exterior.
Tiene tres puertas abiertas al foso, y se caracteriza por sus altas torres, y consta de dos niveles.

El terreno incluye un lucernario rodeado de sótanos, pabellones, salas de reuniones, iglesia, comedor y sala. El piso superior contiene terrazas abiertas, dormitorios y torres.

La trinchera que la rodea está excavada en la roca, y se llena con agua de la lluvia a través de unos canales que van hacia ella.

• El muro interior de la ciudadela consta de cinco torres defensivas y una fortaleza para el muro interior, y hay un foso que separa los muros interior y exterior con una longitud aproximada de 70 m.

• Fortaleza Exterior: es la muralla exterior del castillo y es una fortaleza independiente que consta de varios pisos. Contiene pasillos, establos, almacenes y salones. Está dotado de 13 torres, algunas circulares y otras cuadradas o rectangulares, y está rodeado también por un foso.

El castillo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2006.

Ese monumento fue ocupado por las organizaciones terroristas durante los años de la guerra impuesta a Siria, y tras su liberación por el ejército sirio fue sometido a obras de rehabilitación y restauración hasta que reabrió sus puertas.

En los últimos años, una misión arqueológica húngara trabajó en su restauración y además, contribuyó al hallazgo de varios piezas antiguas en el mismo.

Visto 12 veces