Domingo, 07 Febrero 2021 20:34

"Los jugadores no somos robots": el suicidio del 'Morro' García conmociona a Argentina de nuevo

Valora este artículo
(0 votos)
El 'Morro' García, en un partido disputado en 2019. El 'Morro' García, en un partido disputado en 2019.

El delantero uruguayo, máximo goleador histórico de Godoy Cruz, se pegó un tiro en Mendoza después de meses de crisis personal y varias llamadas de atención, incluso en los medios.

En junio de 2020, en pleno confinamiento pandémico, el delantero uruguayo Santiago ‘Morro’ García (1990-2021) concedió una entrevista a la conocida Radio Nihuil de Mendoza, ciudad en la que vivía desde 2016 y donde se había convertido en el máximo goleador histórico de su club, Godoy Cruz.

El ídolo del ‘Tomba’, como es conocido popularmente su equipo, no pasaba una buena época ni deportiva ni anímicamente: había perdido la titularidad y no veía a su hija (que vive con su expareja en Uruguay) desde que el coronavirus cerró las fronteras. Sufría otra depresión y estaba por empezar un tratamiento psiquiátrico. “Los jugadores no somos robots”, afirmó durante la conversación; “no estamos hechos de acero, no somos maquinitas... Nos pasan cosas. Que como le influyen a ustedes, nos influyen a nosotros. Eso hace que el rendimiento dentro del campo de juego no sea el óptimo. Hubo varios problemas personales que fueron influyendo en mi rendimiento, no fue fácil para mí. No son excusas”.

El ‘Morro’ fue encontrado sin vida este sábado en su casa del departamento mendocino de Godoy Cruz junto a un arma del calibre 22 y con un agujero de bala en el parietal derecho. Tenía 30 años, llevaba ya un año sin ver a su hija y había experimentado un fuerte bajón psicológico durante la pandemia. En Godoy Cruz se habían dado cuenta y le habían asignado una nutricionista para que lo acompañara permanentemente, pero se desprendió de ella a las pocas semanas.

Tomaba medicación antidepresiva, sin que los síntomas aflojasen: con una influencia declinante en su equipo, una fuerte discusión con el presidente del ‘Tomba’, José Manzur, había terminado de apartarle del equipo recientemente. El club le había ofrecido marcharse a Uruguay el tiempo que necesitase para estar cerca de su familia, pero la mala suerte hizo que diese positivo el 22 de enero por coronavirus y se viera forzado de nuevo a aislarse en su domicilio. Apenas volvió a salir de él. Justo a comienzos de ese se había difundido la noticia de que el Nacional de Uruguay, el club que lo vio nacer, pretendía repatriarlo.

En un país y un fútbol castigado en los últimos meses por los fallecimientos de Diego Maradona y Alejandro Sabella, el suicidio del máximo goleador de Godoy Cruz ha tenido una enorme repercusión, con no pocos recordatorios a la falta de reacción ante las peticiones de ayuda del futbolista deprimido (un caso que recuerda al del portero alemán Robert Enke, exjugador del FC Barcelona, que falleció en 2009).

“Se olvidaron de Santiago”

García, que además de en Uruguay y Argentina había jugado en las ligas de Brasil y Turquía, fue ‘pichichi’ de la Primera División argentina en la temporada 2017-18 (en la que su club fue subcampeón). Las reacciones fueron constantes durante el sábado; una de las más interesantes fue la del delantero de Boca Juniors Wanchope Ábila: "Era cruzarte, pedirte que no nos claves un gol, pero terminaba el partido y ya nos cambiábamos las camisetas sin importar el resultado. Respeto mutuo y mucha admiración. Morro querido me hiciste mierda con esta decisión, pero sólo deseo que sea tu paz", escribió el ariete ‘xeneize’ en redes sociales: "Fuerza a esa gente que te quería como ser humano, a los otros sólo les importaba si les generabas dinero, la foto del momento o las luces del crack deseada por todos para presumir en las redes sociales. Se olvidaron de Santiago, perdón fenómeno. Abrazo grande al cielo y me quedarán por siempre tus recuerdos".

Pedro Cifuentes

En el extremo opuesto merece ser citado el lamentable comportamiento de Celso Petraglia, presidente del club brasileño Atlético Paranaense (donde militó García en 2011-12), autor del siguiente tuit (posteriormente eliminado): "¡La contratación más cara de la historia de Paranaense, llegó con sentencia por consumo de cocaína y una lesión en el pie! Rescindimos con el deportista sin coste alguno, no pagamos el 50% faltante de la compra, devolvimos los derechos patrimoniales y recuperamos 1 millón en efectivo".

La entrevista de junio en Radio Nihuil no fue la más sincera de su corta vida. Hace unos años, ante las cámaras de TyC Sports, el ‘Morro’ revivió precisamente su experiencia en el Atlético Paranaense. “Hubo un momento en el que pensé en dejar de jugar al fútbol”, afirmó: “A punto tal que un día mi hermano abrió la puerta y vio la manera en que estaba viviendo. No prendía la luz de mi casa, estaba totalmente deprimido. No quería jugar más al fútbol. Había muchas situaciones que me sobrepasaron”.

Visto 27 veces