Martes, 17 Noviembre 2020 17:33

“Uber no protege a sus pasajeras”: demanda de mujer golpeada por conductor en Nueva York

Valora este artículo
(0 votos)
Añadieron más verificaciones de antecedentes Añadieron más verificaciones de antecedentes

Miles de usuarias han sido agredidas durante traslados en esa compañía

“Jane Doe”, una mujer de Westchester (NY) manoseada y golpeada por un conductor de Uber durante un viaje nocturno desde Manhattan a su casa, está demandando a la popular empresa de viajes compartidos.

La víctima anónima dice que el presunto ataque sucedió el 8 de junio de 2018 en la parte trasera de un Toyota Camry, cuando el conductor Iqbal Hussain la dejó con un hombro fracturado, trastorno de estrés postraumático y años de ansiedad y depresión.

“Perdí todo sentido de seguridad”, le dijo la mujer al New York Post, hablando por primera vez a la prensa sobre el incidente.

Según ella, todo podría haberse evitado si Uber, que durante mucho tiempo sabía que miles de mujeres habían sido agredidas por sus conductores, hubiese tomado medidas para monitorear o filtrar a los empleados, alega su demanda ante el Tribunal Federal de Manhattan.

“Uber sabía que las mujeres que usaban (esa compañía) para obtener un viaje seguro a casa estaban realmente en riesgo”, según la afirmación.

“Era el cumpleaños de mi mejor amiga, y se suponía que debía quedarme en su apartamento, y decidí en el último minuto que quería ir a casa con mi esposo y mi propia cama, de lo que ahora me arrepiento”, recordó la mujer, que trabajaba en Wall St.

Esa noche se conectó a la aplicación Uber y, usando su estado VIP, solicitó que la llevaran de regreso a su casa en Rye Brook desde Chelsea (NYC), poco después de la 1 a.m., un viaje que debería haber tomado sólo 40 minutos. Pero se quedó dormida en el camino y se despertó con una pesadilla real.

“Sentí que alguien me tocaba y noté que no había nadie en el asiento delantero del auto, miré a mi alrededor y noté que el auto estaba estacionado al costado de la carretera”, recordó. Mientras trataba de orientarse, se dio cuenta de que el conductor estaba sentado a su lado, poniendo su mano debajo de su vestido, afirma.

“Simplemente entras en modo de supervivencia. Sólo traté de darle un puñetazo tan fuerte como pude en la sien”, dijo la víctima, llorando. “Luego me agarró la muñeca derecha y me torció el brazo derecho, y le grité que se detuviera, porque tenía un dolor insoportable”.

El ataque se detuvo y Hussain finalmente la llevó a casa. En la carretera vacía, la víctima en pánico sintió que no tenía más remedio que quedarse en el auto.

Al día siguiente fue a la policía de Westchester. Hussain, a quien no se pudo contactar para hacer comentarios, fue arrestado y acusado de agresión sexual en primer grado, pero luego fue absuelto durante un juicio en 2019, después de que surgieron preguntas sobre dónde ocurrió la agresión.

Casi 6 mil mujeres fueron agredidas durante viajes en Uber sólo en 2017 y 2018, reconoció la compañía en diciembre. “Soy parte de esa estadística”, aseguró la demandante neoyorquina.

Su abogado, Bill Brewer, comentó que “Uber sabía que este automóvil recogió a esta mujer, sabía dónde estaba la ubicación prevista y sabía que este conductor de Uber se detuvo fuera de la ruta durante 15 minutos. Ellos lo sabían”.

“También saben que miles y miles de mujeres habían sido agredidas sexualmente antes de esa noche por sus conductores, sin embargo, se anuncian como la alternativa segura a un taxi amarillo o algún otro tipo de tránsito después del anochecer”, continuó Brewer.

Uber asegura que la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC) de la ciudad realiza verificaciones de antecedentes de sus conductores en los cinco condados, y que despidió a Hussain tan pronto como se informó de ese asalto.

Pero la compañía, que se negó a comentar sobre la demanda, aunque afirmó que agregó verificaciones de antecedentes adicionales en 2019, y luego este año comenzó a exigir que los conductores se sometan a capacitación sobre conducta sexual inapropiada, entre otras medidas de seguridad, incluida una función de “Verificación de viaje” para señalar paradas largas e inesperadas durante un recorrido.

Visto 15 veces