Lunes, 16 Noviembre 2020 02:47

Coronavirus: Dan su vida 71 médicos y personal de la salud en Jalisco ante virus

Valora este artículo
(0 votos)
Primera línea. Área de Urgencias de COVID-19 del HGO, también conocido como Hospital de Zoquipan Primera línea. Área de Urgencias de COVID-19 del HGO, también conocido como Hospital de Zoquipan F. Atilano

Desde que la pandemia impactó en el Estado, la Coordinación de Desarrollo Social ha documentado que 71 trabajadores de la salud han muerto por coronavirus

La primera línea de batalla contra el COVID-19 son las y los médicos, y en general el personal del sector Salud, que todos los días trabaja para preservar la vida de quienes se han contagiado con el virus. Sin embargo, pese a todas las precauciones que se han tomado para salvaguardarlos, no se ha logrado evitar que se contagien, e incluso que lleguen a perder la vida.

Desde que la pandemia impactó en el Estado (entre el 14 de marzo y hasta el 28 de octubre), la Coordinación de Desarrollo Social ha documentado que 71 trabajadores de la salud han muerto por coronavirus, según cifras de la Unidad de Transparencia.

De ellos, 38 eran médicos, 17 pertenecían a áreas de enfermería y 16 a “otras áreas” en los hospitales y clínicas de la Entidad. No se especificó el puesto ni la unidad médica en donde laboraban.

Julio fue el mes con más decesos documentados (21), seguido por agosto y septiembre (14 cada uno). Del total, 51 eran hombres y 20 mujeres, en su mayoría de entre 50 y 59 años de edad.

Luis Alberto Romero, encargado del Área de Urgencias de COVID-19 del Hospital General de Occidente, lamentó la pérdida de sus compañeros, y añadió que todavía “prevalece una falta de conciencia porque no se ha entendido que el virus es real”

“La deshumanización nos está golpeando más que la pandemia”

  • El responsable de Urgencias para casos de coronavirus critica la insensibilidad hacia el COVID-19
  • Lamenta que las personas se automediquen antes de solicitar la ayuda de un profesional

Luis Alberto Romero Padilla es el encargado del Área de Urgencias de COVID-19 del Hospital General de Occidente (HGO) desde que se estableció en esa unidad médica en enero pasado, cuando apenas se había preparado para recibir a seis pacientes.

El área cuenta ya con 50 camas para pacientes infectados con coronavirus con sus respectivos ventiladores. Actualmente Romero Padilla es el coordinador de la Unidad de Intervención en Medicina Crítica (Unimec), la cual se encarga de trasladar a los pacientes más graves que se encuentran en instituciones de salud con recursos restringidos al HGO.

Para él, la pandemia por COVID-19 hizo que el virus sacara lo mejor y lo peor de las personas, pues si bien hubo quienes demostraron acciones solidarias hacia el personal de salud, las agresiones no se hicieron esperar, no sólo de manera verbal, sino física.

Pese a todos los esfuerzos que se han hecho desde los hospitales, públicos y privados, el médico lamentó que todavía hay quienes dudan de la letalidad del virus y siguen sin comprender que las restricciones implementadas por las autoridades sanitarias se han establecido para que los contagios no sigan en aumento y el sistema de salud no colapse poniendo en riesgo la vida de las personas, especialmente de aquellas con comorbilidades.

“No sabemos en qué idioma hay que decírselos, porque si se camina por cualquier corredor comercial de la ciudad uno se encuentra gente de paseo, festejando. Parecen verbenas y, como médicos, uno dice ¿entonces qué estamos haciendo? La deshumanización nos está golpeando más que la misma pandemia”, añadió.

Desde enero, cuando la crisis por el coronavirus todavía no impactaba en Jalisco, Luis Alberto comenzó con las capacitaciones necesarias para la atención de pacientes que resultaran positivos a COVID-19, sin embargo, para él la responsabilidad de coordinar el área donde trabaja es bastante, pues tomar las decisiones adecuadas ha ayudado a salvar vidas.

Romero Padilla refirió que el hecho de que algunas de las personas no tomen en serio el virus ha ocasionado que las complicaciones sean mayores, pues hay pacientes que recurren a la automedicación antes de solicitar ayuda a los profesionales de la salud, cuando en estos casos, los recursos invertidos por el Estado han sido dispuestos para atender a todo aquel paciente que resulte positivo a COVID-19, aunque no cuente con seguridad social.

“No sabemos en qué idioma hay que decírselos, porque si se camina por cualquier corredor comercial de la ciudad uno se encuentra gente de paseo, festejando. Parecen verbenas y, como médicos, uno dice ¿entonces qué estamos haciendo? La deshumanización nos está golpeando más que la misma pandemia”, añadió.

Desde enero, cuando la crisis por el coronavirus todavía no impactaba en Jalisco, Luis Alberto comenzó con las capacitaciones necesarias para la atención de pacientes que resultaran positivos a COVID-19, sin embargo, para él la responsabilidad de coordinar el área donde trabaja es bastante, pues tomar las decisiones adecuadas ha ayudado a salvar vidas.

Romero Padilla refirió que el hecho de que algunas de las personas no tomen en serio el virus ha ocasionado que las complicaciones sean mayores, pues hay pacientes que recurren a la automedicación antes de solicitar ayuda a los profesionales de la salud, cuando en estos casos, los recursos invertidos por el Estado han sido dispuestos para atender a todo aquel paciente que resulte positivo a COVID-19, aunque no cuente con seguridad social.

El Informador

Visto 15 veces