Viernes, 12 Febrero 2021 02:50

Secuestro grabado en C5 de Jalisco sigue sin seguimiento

Valora este artículo
(0 votos)
El restaurante Los Otantes está en una zona exclusiva de Zapopan. El restaurante Los Otantes está en una zona exclusiva de Zapopan. Foto La Jornada

Guadalajara, Jal. El hombre que fue privado de su libertad el lunes pasado durante un enfrentamiento entre “dos grupos delincuenciales” en avenida Real Acueducto en Zapopan, luego de tres días sigue sin ser identificado por las autoridades, quienes tampoco han podido justificar la tardanza en atender el reporte ni la falta de resultados para atrapar a los delincuentes pese a los sistemas de videovigilancia del escudo urbano C-5.

 

El enfrentamiento ocurrió en el interior y exterior del restaurante Los Otates, a donde ingresó un grupo de hombres armados mientras otros quedaron afuera resguardando, pero se desató un intercambio de disparos que generó terror entre los comensales de esa exclusiva zona gastronómica. Luego los atacantes huyeron sin problema, llevándose a un hombre.

En rueda de prensa virtual este jueves, el fiscal estatal Gerardo Octavio Solís y el coordinador del gabinete de seguridad pública también del estado, Ricardo Sánchez, la única novedad presentada fueron vídeos editados tomados por el C-5 de la ruta que siguió el convoy de cuatro vehículos con los hombres armados, luego del ataque en la zona de Andares.

“Desde el primer momento (del enfrentamiento) el gobernador (Enrique Alfaro) encabezó la mesa de seguridad, lo cual nos permitió tener un control y seguimiento en tiempo real mientras se llevaban a cabo los hechos”, dijo Sánchez, tratando de justificar a Alfaro, quien no ha hecho una sola declaración sobre el tema pese al escándalo causado por la impunidad, hora y lugar en que ocurrieron los hechos.

—¿Por qué entonces si el gobernador dio seguimiento en tiempo real por las cámaras del C-5 no hay detenidos, ni en esos minutos posteriores al ataque ni hasta ahora?-, se preguntó.

—La ruta de salida que arman estos vehículos es a las 12.59 horas, el primer reporte es a las 12.58. Este lapso de tiempo permite que los vehículos tomen distintas rutas y que los mismos se dispersen. De la misma forma se va alimentando la información en el propio C-5 que se canaliza a las comisarías, se lleva un seguimiento puntual que sirve de forma analítica, pero mantener el seguimiento real se complica un poco más porque la información se va nutriendo de distintas fuentes y distintos reportes que se realizan al C-5-, respondió el coordinador del gabinete de seguridad estatal.

También según Sánchez, el primer reporte del ataque fue recibido en el número de emergencia 911 a las 12.58 horas del lunes y el arribo de la Policía de Zapopan se dio a las 13.02 horas, cuatro minutos más tarde.

Sin embargo existen gran cantidad de testimonios de quienes estuvieron o trabajan en la zona respecto a que las autoridades tardaron lo necesario para que los involucrados en el enfrentamiento escaparan, llevándose no sólo a un hombre privado de la libertad sino a uno de los suyos que fue herido y a quien luego fueron a dejar -sin éxito porque perdió la vida- a las afueras de un hospital cercano a avenida Patria.

Los funcionarios mostraron varios vídeos tomados del C-5 en los que se aprecia cómo el convoy de cuatro vehículos sale de avenida Real Acueducto y toma la congestionada avenida Patria y cómo después cada uno toma rutas diferentes.

Esos vídeos según el fiscal Solís permitieron primero localizar al hombre que murió y fue dejado a las afueras de un hospital -un joven de no más de 22 años ya identificado por sus familiares- y luego a uno de los vehículos supuestamente usados durante el ataque.

Hasta ahora el saldo es un hombre muerto, dos empleados de Los Otates heridos de forma leve que ya fueron dados de alta y un policía de Zapopan que continúa hospitalizado luego que estaba en el restaurante cuando ocurrieron los hechos y al decidir intervenir fue lesionado con un disparo en el vientre.

Juan Carlos G. Partida

Visto 29 veces