México

De acuerdo con el reporte más reciente del banco central estadunidense, la Reserva Federal (Fed), durante los dos años transcurridos del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, ciudadanos y empresas mexicanos han transferido 21 mil 88 millones de dólares a cuentas bancarias en Estados Unidos, hasta alcanzar 93 mil 618 millones de dólares, el segundo mayor monto desde que se tiene registro.

Ciudad de México. Los subsidios que ha recibido Iberdrola del Estado mexicano a partir de la aprobación, en 2014, de la inversión privada en la industria eléctrica, equivalen a una tercera parte de los recursos que la empresa española ha invertido en el país hasta ahora, de acuerdo con información oficial.

Esa es apenas una parte de los subsidios y transferencias que compañías privadas han recibido desde que en 1992 comenzó a tomar forma la privatización del sector eléctrico, calculadas oficialmente en 412 mil 410 millones de pesos y que se derivan principalmente de los contratos firmados después de la aprobación de la reforma energética.

Al amparo de la Ley de la Industria Eléctrica, derivada de la reforma constitucional que privatizó el sector energético mexicano el sexenio pasado, Iberdrola recibió subsidios por 56 mil 175 millones de pesos, según datos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Esta cantidad es equivalente a 37 por ciento de los 150 mil millones de pesos que oficialmente la compañía ha invertido en México, como lo informó en noviembre pasado, Hatsican Díaz Gatica, líder del equipo comercial de la firma española.

Entre 2016 y 2019, Iberdrola, el mayor productor privado de electricidad en el país, construyó cuatro plantas, cuya inversión alcanzó los mil 370 millones de dólares, que a precios actuales serían 20 mil millones de pesos.

La planta de ciclo combinado de El Carmen, en Nuevo León, entró en operación en 2019 y es la primera de la compañía cuya energía está destinada para la venta a clientes industriales en el mercado eléctrico mayorista (MEM).

La central de ciclo combinado Baja California III, que tuvo una inversión de 270 millones de dólares, tiene una capacidad de 314 megavatios, de los que 294 MW son suministrados a la CFE y los 20 restantes se venden en el MEM.

En 2016 entró en operaciones la planta de ciclo combinado Dulces Nombres II, la cual tuvo una inversión de 250 millones de dólares.

La nueva planta de Topolobampo III, ubicada en las cercanías de la ciudad de Ahome, Sinaloa, estaba programada para operar en 2020 y requería una inversión de alrededor de 400 millones de dólares.

Estos cuatro proyectos son considerados por la CFE como productores independientes de energía (PIE), es decir, son parte del problema que acusa la empresa estatal.

El Gobierno de México investigará la existencia de un 'tesoro' de más de 830 billones de pesos que se habría depositado en cuentas extranjeras durante la época del Porfiriato para los mexicanos despojados de sus tierras.

A 10 reatazos puede hacerse acreedora la persona que no lleve cubrebocas en el municipio guerrerense de Coyuca de Catalán.

Página 3 de 507