Web Analytics Made Easy - Statcounter

Internacional

El grupo de 'hackers' Anonymous ha lanzado este jueves un ataque informático contra 40 páginas 'web' del Gobierno y el Ejército de Israel y ha anunciado "estar del lado del pueblo palestino en esta lucha".

El grupo ha subido a internet un mensaje en el que ha asegurado haber bloqueado las páginas más importantes de "seguridad y vigilancia" de Israel. En el mensaje está incluida una foto de lo que han asegurado que son edificios de Gaza en llamas y la frase: "Anonymous no se sentará y mirará cobardemente cómo el Estado sionista demuele vidas inocentes".

Crédito foto: AP

Los fabricantes de Twinkies y Wonder, pastelillos y pan consumidos masivamente en Norteamérica, anunciaron que están por cerrar. Despedirían a 18,500 trabajadores

Latas de bebida Monster

Si se demuestra el vínculo, podrían prohibir su venta en los Estados Unidos. Las autoridades sugirieron a los consumidores de esos productos que consulten a sus médicos

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) recibió 92 informes sobre dolencias, hospitalizaciones y muertes tras el consumo de un producto llamado comercialmente 5-Hour Energy. Además, el organismo recibió informes que mencionaban otra bebida, Monster Energy Drink, en relación con la muerte de otras 5 personas y con otra que sufrió un ataque cardíaco no fatal.

Los funcionarios del organismo dijeron que los reportes recibidos por la FDA de consumidores, médicos y otros no demuestran que las bebidas causaron muertes o lesiones, aunque advirtieron que investigan todos los casos. La FDA dijo en un comunicado que adoptará medidas si puede ligar las muertes con el consumo. Ello podría obligar a las empresas a retirar del mercado esas bebidas.

 

Un judío ultraortodoxo visto a través de una ventanilla destrozada de un coche en la ciudad sureña de Ashdod. | Reuters

En Gaza nadie se siente seguro. Las bombas israelíes caen sin parar. Por toda la Franja. El estruendo de los bombardeos se combina con el zumbido de los drones y con el de los cohetes palestinos que despegan en dirección a Israel. Una banda sonora que mantiene a la mayoría de la gente aterrorizada. Se quedan en casa. Las calles están prácticamente desiertas. Apenas grupos de hombres que se reúnen en las esquinas o que van de un sitio para otro con un cometido claro. Miran al cielo e intentan adivinar dónde caerá la siguiente. Netanyahu, mientras tanto, se reune con su gabinete para estudiar la posibilidad de una ofensiva terrestre en la franja.