Web Analytics Made Easy - Statcounter
Martes, 26 Julio 2022 13:26

¿Frida Kahlo S.A.? El nuevo pleito entre los familiares de la artista y la corporación que lleva su nombre por un millonario contrato con Puma

Valora este artículo
(0 votos)
Frida Kahlo pinta un mural para la Bolsa de Valores de San Francisco. 22 de enero de 1931 Frida Kahlo pinta un mural para la Bolsa de Valores de San Francisco. 22 de enero de 1931

La pugna entre la sobrina nieta de la pintora mexicana y una sociedad en Panamá no es nueva. Ya en 2018 hubo otra confrontación con la multinacional Mattel.

Son siete días. La familia de la pintora mexicana Frida Kahlo le dio ese plazo a la marca Puma para que retire del mercado los productos 'inspirados' en la imagen de la célebre artista, a pesar de que la compañía alemana signó un acuerdo con Frida Kahlo Corporation.

"Si en el transcurso de los próximos siete días, no nos comunica formalmente su decisión de retirarse definitivamente de la promoción procederemos sin más a ampliar subjetivamente contra usted la demanda que se está sustanciando ante la jurisdicción española", se lee en una carta a la que tuvo acceso el El País, fechada el pasado 22 de julio.

El problema surge porque Puma suscribió un contrato con Frida Kahlo Corporation, una sociedad constituida en Panamá que logró apropiarse de la marca de la artista después de firmar un acuerdo con su única heredera, Isolda Pinedo. No obstante, desde hace al menos una década la corporación mantiene disputas con las descendientes de Pinedo, Mara Romeo y Mara de Anda, quienes consideran que el acuerdo signado con esa sociedad se estaba "incumpliendo sistemáticamente".

La queja no es una cuestión menor, ya que la familia posee el 49 % de las acciones de la corporación y el resto es propiedad del empresario venezolano Carlos Dorado.

¿De qué se trata la campaña? El acuerdo firmado entre Puma y Frida Kahlo Corporation le daba permiso a la marca deportiva para sacar a la venta una colección de zapatos, camisetas, sudaderas, pantalones y accesorios 'inspirados' en la artista, dentro de la iniciativa 'She Moves Us' [Ella nos mueve]. Según Puma, su campaña "rinde homenaje a poderosas figuras femeninas de las artes creativas" y por eso recurre a la imagen de Frida como una "representante perdurable del empoderamiento de la mujer y la libertad de expresión".

Las prendas se caracterizan por tener apliques coloridos y flores que la marca asocia a la pintora mexicana.

Sin embargo, ahora los familiares de Frida exigen a la compañía alemana que se abstenga de participar en "cualquier iniciativa comercial" que involucre a la famosa pintora o, de lo contrario, amenazan con interponer una demanda ante los tribunales españoles. Tras conocer la petición de los familiares, la compañía envió una carta a la sociedad panameña para pedir "más información", informó un vocero de la empresa a El País. Mientras la familia asegura que la sociedad no está autorizada para darle luz verde a ese tipo de acuerdos de comercialización, desde la corporación afirman que los derechos "presentes y futuros" fueron cedidos sin reserva alguna.

Por ahora, los abogados de Romeo han adelantado dos demandas contra Frida Kahlo Corporation: una ante un tribunal panameño y otra frente a un juez español, con el objetivo de bloquear cualquier contrato que implique el uso de la imagen y el nombre de la pintora. ¿Quién está detrás de la corporación? Los pleitos por la imagen de Kahlo no son nuevos. Uno de los más sonados ocurrió en 2018, cuando Romeo introdujo una demanda contra Mattel para impedir la venta de una muñeca Barbie de Frida en México.

Aunque el juez emitió una medida cautelar que prohibió la venta de la muñeca en el país, luego revocó la medida por declararse "incompetente" y los ejemplares de la 'edición limitada' se comercializaron como pan caliente en el resto del mundo.

El hombre que preside la corporación en Panamá desde 2004 y que, en sus propias palabras, decidió convertir a la artista mexicana en "una marca" se llama Carlos Dorado, un empresario venezolano vinculado con el sector cambiario y dueño de la firma Italcambio.

Su estrategia de negocios ha sido explotar la obra e imagen de Frida en forma de botellas de tequila, de ginebra, ropa, llaveros y productos para llevar. Pero mientras Dorado se jacta de ser el artífice de la "gran labor" de otorgar licencias de explotación de la imagen de Frida en todo el mundo, su equipo ha acusado a las familiares de la artista de actuar "de forma ambiciosa".

En una entrevista brindada el año pasado a La Jornada, la jefa del área creativa de Frida Kahlo Corporation, Beatriz Alvarado, aseguró que la idea de constituir la sociedad en Panamá surgió de Isolda Pineda y Mara Romeo. "Ellas la ofrecieron al mejor postor, nosotros la hemos comprado", sostuvo Alvarado, quien después de comparar a la artista con una "influencer", recalcó que la corporación había invertido "mucho tiempo, dinero y energía para convertir a Frida en ese icono cultural y global que es hoy".

Así, despojada de cualquier alusión a su militancia comunista, del significado del dolor y el sufrimiento que se asocia a sus obras, la Frida pop sigue reportando ingentes ganancias y sus herederos –sanguíneos o comerciales– tienen claro que la batalla por ese legado económico no se librará en ningún museo, sino en los tribunales.

Visto 57 veces