Web Analytics Made Easy - Statcounter
Miércoles, 30 Enero 2013 06:00

Toco en fiestas de narcos por dinero, confiesa "Antonio" Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

Cuartoscuro.com - Creyentes asisten a la capilla de 'Jesús Malverde' para festejar el aniversario de su muerte en Sinaloa.

Para los artistas, tocar o cantar en una fiesta de narcotraficantes es un negocio en el que su fin es ganar dinero, de acuerdo con el testimonio de “Antonio”, un músico que confiesa haber tocado en festejos de organizaciones delictivas.

 

En entrevista con la BBC, “Antonio” (alias) cuenta su propia experiencia y comparte su opinión sobre este fenómeno, en boga en México a partir del reciente multihomicidio ocurrido en Nuevo León contra 18 integrantes de la banda de vallenato Kombo Kolombiano.

“Esto es un negocio y se trata de ganar dinero con lo que hacemos”… Pagan bien y al contado, y sin muchos problemas”, responde “Antonio”, cuando se le pregunta por qué toca en ese tipo de reuniones.

El profesor José Manuel Valenzuela, Investigador del Colegio de la Frontera Norte (Tijuana, Baja California) y especialista en música y violencia en México, no ve mal que los músicos se presenten en festejos de ese tipo.

“Que toquen en una fiesta no los vuelve delincuentes. Por supuesto que no llega el gran personaje reconocible y le dice: ‘quiero que vengas a mi fiesta’. Y por supuesto es muy difícil, ya estando allí, que alguien diga: ‘no, yo no toco’”.

“Antonio” coincide: “Nunca hemos sabido de alguien que se niegue, porque todo mundo toca por hacer negocio, aparte que nadie va a decirte: ‘va a estar fulanito o zutanito’, sino que sólo te contratan y ya. Pero uno sabe cuando se trata de fiestas de pesados desde el principio”.

Agrega que “en este negocio todo mundo sabe que quien desea tener mucho éxito se ocupa de alguien que lo respalde, gente con dinero e influencias, y ellos (los narcos) tienen todo eso. Pero es como todo: si no quieres meterte en problemas, pues no te metes y ya”.

El músico describe cómo son las fiestas de narcotraficantes.

“Pues hay mucha seguridad y no hay pobreza. Mucho pisto (alcohol), comida y otras cosas. Hay dinero hasta para tirar pa’arriba. La mera verdad, todo es muy tranquilo porque hay mucha vigilancia, mucha seguridad. Siempre hay uno que otro que se le pasan la cucharadas, pero casi siempre los calman para que no haya broncas”.

Y cuando oye que músicos han sido asesinados, piensa que “algo hicieron”.

“A lo mejor se metieron en problemas, enamoraron a alguna mujer prohibida o agraviaron a alguien pesado, quién sabe. Pero si no te metes en problemas con nadie no hay lío”, afirma.

Visto 968 veces