Web Analytics Made Easy - Statcounter
Viernes, 18 Noviembre 2022 10:30

¿Por qué el plan para atraer nómadas digitales provocó protestas contra Airbnb en Ciudad de México?

Valora este artículo
(0 votos)
Protesta contra Airbnb en la Ciudad de México, 18 de noviembre de 2022. Protesta contra Airbnb en la Ciudad de México, 18 de noviembre de 2022.

"¡No más gentrificación, o habrá revolución!", gritaron los manifestantes en una concentración contra la compañía.

El convenio que firmó el Gobierno de la Ciudad de México con la empresa Airbnb para promover la llegada de "nómadas digitales" ha desatado una serie de protestas por parte de los habitantes de la capital, que denuncian la expulsión de vecinos y el encarecimiento artificial de los alquileres y de las propiedades, un proceso que ya ha ocurrido en otros países.

Diferentes colectivos han comenzado a organizarse a través de las redes sociales y el jueves ya lograron realizar su primera movilización ante las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) al grito de: "¡No más gentrificación, o habrá revolución!".

Ahí, cientos de personas advirtieron el peligro que representa la expansión de Airbnb, ya que es una plataforma que promueve la especulación inmobiliaria y que, en el caso de la Ciudad de México, profundizará una desigualdad social que de por sí es endémica y no solo en materia de vivienda.

"Que les quede claro a las autoridades que vamos a seguir jodiendo hasta que dejen de joder la ciudad", advirtió la abogada Carla Escoffié, una de las principales promotoras de la movilización.

Los datos sobre los alquileres De acuerdo con datos de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), en los últimos 20 años los precios de las viviendas aumentaron un 235 % en la Ciudad de México, lo que representa un 64 % por encima de la inflación.

La contraparte es que los salarios han bajado casi a la mitad, lo que impide que jóvenes y mujeres puedan independizarse, sobre todo quienes están en condiciones de pobreza. T

ambién señalan que en 2018, el 10 % más pobre de la Ciudad de México usaba el 42 % de sus ingresos en el alquiler; y en 2020 ese porcentaje subió al 51 % y la tendencia se incrementará todavía más con la expansión de los Airbnb.

Los manifestantes advierten que la crisis de vivienda se acentuará, ya que la plataforma opera sin una regulación clara que permite que los propietarios dejen de alquilar a ciudadanos permanentes, para priorizar a turistas o visitantes temporales.

Además, este esquema promueve una burbuja inmobiliaria con la construcción de inmuebles de menos de 30 metros cuadrados que se venden a precios altos porque se destinan exprofeso para alquilar temporalmente y en dólares a extranjeros. El acaparamiento es otro problema, ya que actualmente el 64 % de los anfitriones de Aribnb en la Ciudad de México tiene más de una propiedad en alquiler y el 23 % cuenta con más de 10 propiedades enteras.

El acuerdo con Airbnb Las protestas comenzaron a fines del mes pasado, cuando la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció un acuerdo, en el que participa la Unesco, para convertir a esta capital en uno de los 20 destinos globales de Airbnb para nómadas digitales.

Si se capta el 5 % de este segmento poblacional, aseguró, se generarán beneficios por 1.400 millones de dólares anuales que se usarán para fomentar el empleo y potenciar la economía local.

"Es una invitación a que todos los trabajadores remotos del mundo entero vengan a la Ciudad de México a vivir esta ciudad que lo tiene todo (...) el hecho de que Airbnb nos seleccione entre los 20 destinos de este tipo es porque realmente se está viendo que tiene un gran potencial. Y aparte, el turismo creativo, que lo queremos vincular", afirmó.

Entre los supuestos beneficios, mencionó que, a través de Airbnb, los habitantes de cualquier alcaldía podrán ofrecerse como guía de turistas para los visitantes que busquen recorridos no tradicionales.

Pero ni la jefa de Gobierno ni la empresa ni la Unesco se refirieron a los problemas que ha provocado Airbnb en otras ciudades.

Desde ese día, las críticas no han cesado y se ha convertido en un tema permanente de la agenda de la capital.

En respuesta, Sheinbaum ha descartado en varias conferencias de prensa los efectos nocivos que advierten diferentes colectivos.

"No queremos que esto signifique gentrificación ni aumento de precios, de hecho estamos trabajando en ese tema, sino más bien fue que esta situación que se da se pueda beneficiar gente de la Ciudad que quiera hacer rutas turísticas sociales", afirmó.

Visto 22 veces